‘Hergé’ La exposición que empieza por el final

Casi 40 años después de su muerte, el creador de Tintín sigue dando de qué hablar.

 

Hoy te proponemos esta gran exposición sobre Hergé en el Círculo de Bellas Artes. Termina en unos días así que, ¡no te la pierdas!

 

Hergé. The Exhibition

Hergé. The Exhibition empieza al revés. La primera sala relata la muerte del gran historietista Georges Remi (Hergé) con el número especial del periódico Libération en el que todas las noticias del día se ilustraban con viñetas de Tintín. Las últimas salas analizan el boom las aventuras del reportero, el éxito de la obra y la expansión mundial de sus historias (traducidas a más de cien lenguas y ventas de más de 250 millones de cómics por todo el globo).

Una exposición de la muerte a la vida, del fin al nacimiento. Y es curioso porque, casi cuatro décadas después del fallecimiento de Hergé (en 1983), la polémica sobre su obra sigue vigente y el furor sobre esta más vivo que nunca. Y sin haberse publicado ni un solo cómic más que continuase la saga.

La exposición seguirá abierta hasta el próximo 19 de febrero, últimas fechas para disfrutar de una muestra que no solo ahonda en la figura de Hergé, sino que reflexiona sobre las polémicas que rodearon su figura (y que siguen rodeando casi cuatro décadas después de su muerte). Los derechos de su obra, disputados, se guardan con mano de hierro bajo la marca ©TintinImaginatio. Pero parece que con las nuevas tecnologías, esta mano se irá abriendo poco a poco…

Imagen cedida por: © Hergé / Tintin Imaginatio

1. La mano (de hierro) de mece la cuna

No es ningún secreto que los derechos sobre la propiedad intelectual de Tintín y todos los personajes de sus aventuras están protegidos con mano de hierro desde hace décadas por Moulinsart (hoy rebautizada como Tintinimaginatio SA). Es decir, por el matrimonio de Fanny Vlaminck (viuda de Hergé) y Nick Rodwell. ¿Por qué el cambio de nombre? ¿Estamos ante la apertura y relajamiento de esta férrea gestión que tantos quebraderos de cabeza (y demandas) supusieron a los amantes de Tintín y artistas que alguna vez osaron honrarle con sus obras?

Desde Madrid Secreto tuvimos la oportunidad de lanzarle esta pregunta al propio Rodwell a su paso por la ciudad quien, de manera calmada y sonriente puntualizó: “Cada vez que alguien hablaba de Moulinsart era como un cáncer, como una enfermedad… Y me cansé. Moulinsart representaba todo lo malo. Esa es la razón principal para el cambio”. Pero hay mucho más.

“Hergé no quería que se hiciesen más cómics de Las aventuras de Tintín y lo cumplimos. Nuestra misión también es elevar su trabajo entre el arte contemporáneo y el buen diseño, restaurando trabajos originales y respetando su voluntad. Cuando yo empecé en los 80 esto no se respetaba y entré para romperlo todo y poner límites… Creo que ahora la gente entiende por qué paso y sabemos abrir la mano a quien nos lo pide”, remata Rodwell.

Imagen cedida por: © Hergé / Tintin Imaginatio

Sin embargo, ante la petición de las asociaciones de tintinófilos y amigos de la figura de Tintín de abrir la mano, la respuesta es contundente: “Por un lado, tenemos a los dueños de la propiedad intelectual; por otro, a los fans. Y los fans de un artista no pueden suplantar a los propietarios de la propiedad intelectual. Nuestro trabajo consiste en estar pendiente de cada detalle y de mantener buena relación entre ambos”.

2. De exposiciones inmersivas y NFTS

Aunque las respuestas de Rodwell denoten claramente su aversión a los productos derivados de Tintín, TintinImaginatio ha dado un paso tremendo hacia el futuro inaugurando la primera exposición inmersiva sobre Hergé. Está ocurriendo, ahora mismo, en París. Curiosamente, fue también en la capital francesa (en el Grand Palais) donde nació Hergé. The Exhibition, muestra itinerante que ahora disfrutamos en Madrid.

¿Y la inmersiva? “Queremos ir hacia el futuro. Esta (refiriéndose a la actual del CBA) es una muestra bellísima y clásica y siempre podríamos seguir así pero queremos ir un paso más allá y la empresa que nos la propuso supo exponer la idea… es probable que se convierta en una exposición itinerante como en la que nos encontramos”.

Además, TintinImaginatio ha anunciado la creación de obras virtuales NFT. Rodwell confirma que esto ocurrirá antes de  Navidad y que es un paso más en esta apertura hacia el futuro. Pero no hacia otros ámbitos…

Imagen cedida por: © Hergé / Tintin Imaginatio

3. Una Fundación para protegerlos a todos

El universo tintinófilo de Hergé está protegido hasta el 2054 (año en el que caducarán los derechos de autor) y cuando se podrían reinterpretar, continuar, reeditar… los libros de Tintín. Sin embargo, Rodwell ya ha movido ficha para que su trabajo no caiga en saco roto cuando él o Fanny fallezcan (ya que no tienen descendencia).

¿Cómo? A través de su nueva Fundación Hergé nacida de un decreto real según el cual, a la muerte de ambos, los derechos de la obra de Tintín pasarían a pertenecer a Bélgica. “De esta manera, si morimos, todo seguirá protegido con la estructura que hemos creado y pasará a formar parte del Estado belga”, dice Rodwell al respecto.

4. La obra más polémica de Hergé. The Exhibition

Al llegar a una de las últimas salas, un gran collage se presenta ante el espectador. Está formado por decenas de álbumes de cómics de Las Aventuras de Tintín y, sobre un espejo situado en el suelo, se reflejan hasta el infinito. Un magnánimo mural que representa las mil y una lenguas y los mil y un países en los que Tintín marcó a varias generaciones.

Si nos situamos unos pasos más atrás, vislumbramos una cruz. Una cruz blanca hecha con los libros de Tintín en el Tíbet. Estos números se encuentran rodeados de los cómics de El loto azul. Toda una crítica política, una declaración de intenciones: “El Tíbet crucificado por China. Para nosotros eso es importante, es un mensaje que queremos transmitir. La política no es lo que nos interesa pero ese es el significado”.

Precisamente, por este enfoque político, cuando Hergé. The Exhibition llegó a Shanghai, esta pieza fue cambiada: se quitaron los tomos del Tíbet y se rellenaron con El loto azul, “así que tenías una mancha roja gigante y eso les hizo muy felices a los chinos”, dice Rodwell.

 

 

Fuente: https://madridsecreto.co/

Hergé, Madrid, exposición, museos